15 de enero de 2008

Cromoterapia y la fotografía Kirlian

La cromoterapia se puede definir como el tratamiento de patologías mediante el color, ya sea con luces o otro tipo de elementos. La ciencia médica no reconoce su uso para el tratamiento médico en las frecuencias visibles para el ojo humano, es decir los colores del arcoiris. Aunque sí se utilizan los infrarojos, ultravioletas y rayos láser.

En 1939 un investigador ruso llamado S. Kirlian desarrolló una cámara especial. Mediante la exposición de una corriente de alta frecuencia era capaz de fotografiar la radiación bioenergética que emanan los organismos vivos. Nació todo un nuevo campo de investigación, que aún se mantiene vigente hoy en día, utilizando la fotografía Kirlian como base de diferentes métodos de prueba y diagnóstico energético que se utilizan en la medicina experimental.

Anteriormente, la única indagación posible en este campo era la de los clarividentes. Con su capacidad para ver los campos sutiles de energía pueden diagnosticar enfermedades, así como su localización y frecuencia cromática implicada, cosa que con la fotografía Kirlian parece difícil. Aunque, claro está, que el método clarividente desde la perspectiva científica no es fiable, puesto que sólo algunos tienen dicha capacidad. La ciencia médica actual no estima ninguna posibilidad de la existencia de un orden energético que implica y armoniza todo el organismo. Para la gran mayoría, todo lo referente al uso de diagnósticos clarividentes, técnicas energéticas y acciones similares es pura fantasía, misticismo, etc. Los efectos que pueden desprenderse son considerados efecto del placebo, sugestión, magia o superchería.

Por Plínio Ganzer Moreira (Feito por mim) [Public domain], undefined

Aunque siempre han existido científicos o médicos a los que no les ha faltado la inquietud ni la amplitud de miras. Casos como el del Dr. D. Ghadiali, nacido en la India en 1873, el cual se propuso crear un sistema para la proyección del color y elaboró teorías en base a los conocimientos científicos para curar cientos de enfermedades, sin riesgos y de una forma agradable.

Hacia sus 23 años de edad, ya tenía los fundamentos para crear su sistema de curación. El 1920, fundó el SPECTRO-CHROME INSTITUTE, formando a médicos y terapeutas en la ciencia del color. Publicó en 1933, en tres volúmenes, una de las obras básicas sobre la cromoterapia, Spectro-Chrome Metry Encyclopedia.

El Dr. Ghadiali fue humillado y perseguido por sus propios colegas médicos, destruyeron su laboratorio y todos la documentación que había acumulado durante años de experiencia práctica. Su laboratorio ardió misteriosamente. La A.M.A. (Asociación Médica Americana) y la F.D.A. (administración pública para la Alimentación y las Drogas) se propusieron acabar con estas prácticas cromoterapeúticas, y Ghadiali se vio envuelto en una batalla legal durante cuarenta años. Los agentes federales hicieron redadas en los hogares en los que habían remedios curativos de Ghadiali, confiscándolos y destruyéndolos. Fue condenado en un par de ocasiones, pero continuó divulgando sus teorías hasta el fin de su vida en 1966.

Con la fotografía Kirlian en la mano, podemos decir que parece ser que existen una serie de energías cromáticas sutiles que rodean constantemente el cuerpo físico, que tradicionalmente se les ha llamado Aura.

Se trataría, a groso modo, de una acumulación de vibraciones electromagnéticas de diferentes longitudes de onda, pero a una escala "superior", aunque siguen siendo colores físicos, que según dicen los que pueden verlos, son de una sutileza y belleza indescriptibles.

La aplicación del color podría estar directamente relacionada con las energías en este "campo áureo". Cuando en el aura existe un "bloqueo o fuga", aparece un desequilibrio. El color trata de restablecer el equilibrio cromático correcto.

Aunque si bien es cierto que cada vez más se utiliza la luz y los diferentes colores para tratamientos diversos, la cromoterapia como tal no se reconoce científicamente.

Si se investiga y utiliza la fototerapia en todas sus vertientes, y sobre todo con la tecnología láser, cada vez en más campos médicos.

El tratamiento con el color es posible, aunque no siempre produce el efecto deseado, supongo que por el desconocimiento de la técnica a seguir, o una aplicación no adecuada o simplemente porque el efecto placebo no ha funcionado. Se necesitan pruebas científicas contundentes. Y de momento no existen.

En mi opinión, con la cromoterapia (espectro de luz visible) se puede actuar sobre las emociones, y mediante los complejos mecanismos internos del cuerpo, actuar a nivel fisiológico. Este efecto será sutil y global. Y tendrá un alto componente psicológico.


17:12

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión cuenta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...