15 de enero de 2008

Las energías humanas

Las energías humanas(1) se pueden clasificar en:
  • Energía ancestral.
  • Energía adquirida.
Sinograma del Qi (energía vital)
La energía ancestral, es con términos actuales el código genético, aportado por la unión del espermatozoide con el óvulo. Esta energía es recibida por las personas en el momento de la concepción, constituyendo un legado energético. Es la herencia genética, cromosómica, y va a ser la responsable de todos los cambios bioenergéticos y bioquímicos del organismo a lo largo de la formación del feto, y posteriormente (con la unión de otras energías), de todas las modificaciones físicas (biológicas) propias del desarrollo humano. Esta energía muestra también las predisposiciones físicas, psíquicas. La energía ancestral se va desgastando en ciclos periódicos, hasta la muerte. Para salvaguardar y completar la energía ancestral, se obtienen del medio las llamadas energías adquiridas, responsables del correcto funcionamiento de la fisiología del cuerpo.

La energía adquirida, según su función en el cuerpo, se denomina:

Nutricia: que se forma por la combinación de la alimentación y de la respiración. De ahí la importancia que la medicina china da a la respiración, que incluso dentro de las posibilidades terapeúticas existe un sistema basado en ejercicios respiratorios, el Qi-gong (chi-kung). También en sus escritos manifiestan que el estómago es la fábrica de la salud. Esta energía es la que circula por la Vías Principales, a partir del pulmón, siguiendo un ciclo perfectamente definido que alimenta energéticamente a todos los sistemas del organismo.
Defensiva: la cual tiene la misión de proteger al organismo, y por ello se manifiesta siempre hacia el exterior del cuerpo, preservándolo de las energías perversas.



Notas:
  1. Se refiere al concepto chino de energía vital o Qi.
Webgrafía:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión cuenta.