15 de enero de 2008

Los principios de la medicina energética

El concepto que se tiene de energía en oriente va más allá de las descripción clásica (física) occidental. La energía en occidente es un fenómeno mecanicista, o sea, es una capacidad para realizar un trabajo, y que según su origen y manifestación puede ser química, eléctrica, nuclear, térmica, etc.

En la medicina tradicional china, la energía se comprende como una fuente integradora y reguladora de la forma fisicoquímica. Esta tradición propugna que el hombre es un microsistema integrado en un macrosistema que es el Universo. Que además posee dos polaridades alternantes, sujeto de forma determinante a las influencias de dos fuerzas antagónicas y complementarias. Estas fuerzas reciben el nombre de Yin y Yang.

Otro concepto es que la enfermedad no tiene nombre, sino que es el resultado de un desequilibrio energético que se puede manifestar por una carencia o un exceso, tanto de yin como de yang. Que no existen enfermedades, sino enfermos, y que el tratamiento, consecuentemente, implicará una terapia individual adecuada a cada paciente, teniendo en cuenta todo el ser, su psique y su soma, el ser psicosomático.

Puesto que el hombre forma parte del Universo, es un ser bipolar, que está en continuamente vibrando, cambiando, y que precisa de unos suministros energéticos, que adquiere del medio.

La "enfermedad", es el desequilibrio energético consecuencia de las manifestaciones energeticocósmicas (factores climáticos, medioambientales) y de los factores del medio endógeno en general (sistemas de regulación internos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión cuenta.