24 de abril de 2008

Espiritualidad y simbolismo del Rojo

(*) Imagen 1: Valentía, fuerza, coraje
  • El rojo ha formado parte de los rituales funerarios, de los sacrificios y de las curaciones durante al menos 30.000 años.
  • El rojo era importante para nuestros antepasados como símbolo de la vida.
  • El rojo es el color de la excitación, de la fuerza vigorosa, del anhelo de conquista y expansión, del ansioso afán de dominio.
  • La actividad del rojo se asocia a la consecución de un objetivo, ya sea deportivo, sexual, o a nivel anímico, fuerza para expresar el amor, valentía y coraje para superar las dificultades. El rojo también responde a la autoconfianza.
  • Aplicando la teoría de que lo semejante podría curar a lo semejante, los médicos vestían y cubrían a los pacientes de color rojo. Algunos médicos prescribían alimentos rojos, envolturas de lana roja para las torceduras, dolores de garganta o fiebres.
  • En la edad media se envolvía a los enfermos de varicela con mantas rojas, y se comprobó que en los casos de sarampión la curación era más rápida en una habitación con cortinas rojas.
  • Para los alquimistas el rojo era el símbolo del progreso hacia la consecución de la Gran Obra, transmutando la materia vulgar en oro.
  • En las enseñanzas de los indios Cherokis el rojo representa un fuego sagrado interior que simboliza la elección de articularse y vivir de manera sagrada. Es uno de los tres fuegos sagrados que deben honrarse mediante pensamientos y acciones adecuadas, para convertirse en sabios, y servir a los demás.
(*) Imagen 1: photostock / FreeDigitalPhotos.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión cuenta.