2 de abril de 2016

Verde veronés

Veronés

El verde Veronés (en inglés viridian, o Paolo Veronese Green), también llamado verde del Veronés, verde Paolo Veronese y verde de Schweinfurt, es un color verde usado principalmente en pintura artística. Específicamente se trata del color de las pinturas que se comercializan con este nombre, ya que el pigmento original en que se basa, el verde de Schweinfurt, ya no se fabrica por su toxicidad.

Tríada a partir del verde veronés (en el centro)


Verdete

La historia del verde Veronés comienza en la antigüedad clásica con otro pigmento verde, el verdete, basado en acetatos de cobre y que se elaboraba introduciendo chapas de cobre en vinagre.

Verde de Schweinfurt

En 1800, en Viena, se presentó el verde de Schweinfurt, un nuevo pigmento verde desarrollado con la intención de mejorar el verde de Scheele, un pigmento de arseniato de cobre descubierto en 1775. El verde de Schweinfurt era un acetoarseniato de cobre que se obtenía precipitando el verdete con arsénico y posteriormente tratándolo con ácidos antes de lavarlo, pulverizarlo y secarlo. Desde 1814 se fabricó industrialmente en Schweinfurt, Alemania. Como tenía buena resistencia a la luz y daba un color intenso y raro, tuvo un gran éxito, utilizándoselo para pintar, para teñir telas y para estampar empapelados. Sin embargo, hacia 1880 su uso comenzó a prohibirse o restringirse debido a que era sumamente tóxico.

Así, el Verde Veronés es una designación de la imitación del verde de Schweinfurt auténtico, elaborada con otros ingredientes.


___

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión cuenta.